Chaves Nogales

Publicado en 02/03/2013 | Por Cristóbal Villalobos | Artículos, Historia, Literatura

Manuel Chaves Nogales fue uno de aquellos españoles derrotados por partida doble. Un español de buena fe, como tantos, rehén de la locura de un país entregado al sadismo y al salvajismo. Un español cautivo entre dos Españas irreconciliables e irracionales, dos Españas devoradoras de hombres que no admitían medias tintas, y mucho menos a un escritor demasiado burgués, para unos, y demasiado liberal y republicano, para otros.

Periodista sevillano de raza, permaneció siempre de pie en la trinchera de las letras.  Se anticipó en varias décadas a la corriente del Nuevo Periodismo,  cultivando con éxito un estilo propio, ágil y directo, allí donde la noticia le llevaba.  Destacándose de buena parte de sus compañeros, periodistas de mesa y redacción, Chaves recorrió Europa, conociendo de primera mano la realidad de la Rusia soviética y de la Alemania nazi,  y se labró un merecido prestigio por sus entrevistas a grandes personajes de la época: desde reyes a toreros.

Consciente de los peligros de los totalitarismos, que reconocía en las dos Españas en guerra, Chaves Nogales no quiere, ni puede, participar en esa orgía de sangre y crimen. Exiliado en París, y más tarde en Londres, el escritor continuaría su particular contienda, escribiendo multitud de crónicas para diferentes publicaciones internacionales, sobre todo hispanoamericanas, y algunos libros de gran valía. Una guerra que hoy empieza, por fin, a ganar: más de seis décadas después de su muerte se empieza ahora a valorar su obra.

Manuel Chaves Nogales perdió primero la República y luego la guerra. Pero la batalla contra el olvido la acabó por ganar. Hoy se reeditan sus grandes obras, que deben ser leídas por su calidad de prosa y su claridad de ideas: Juan Belmonte, matador de toros, A sangre y fuego o El maestro Juan Martínez, que estaba allí, son algunos de  los títulos que podemos encontrar, editados recientemente, en nuestras librerías y que constituyen testimonios de incalculable valor sobre una época convulsa y compleja.

Todavía hoy podemos salvar algo de lo perdido en aquella guerra. Todavía podemos hacer un poco de justicia, aunque sea literaria, que ya es bastante.

Revista Capote, febrero 2013

¿Te gusta este artículo?¡Compartelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *