descarga

El gol de Mendieta

Publicado en 19/07/2015 | Por Cristóbal Villalobos | Artículos, Otros

Hay momentos en los que el fútbol te regala instantes de película, ciertas estampas que, a pesar de las derrotas o las victorias, quedan en el imaginario colectivo, o en el individual, como un fogonazo mítico, épico, de dibujitos animados que recuerdan a tu infancia o a tu juventud.
Messi, Cristiano, que son como el bien y el mal, el Cristo y el anticristo, y viceversa, aburren a las ovejas, así que la única emoción que producen es cuando, por arte de magia, pierden durante unos partidos el aura mística y se convierten en humanos, con vómitos y tiros de falta mandados a las nubes.
Dice la página web del Valencia Club de Fútbol que en junio se cumplieron 15 años del gol más famoso de Mendieta, en la final de Copa del Rey en la que los valencianos vencieron al Atlético en el año 1999. Yo lo acabo de recordar escuchando una canción de Los Planetas:

“He puesto la tele y había un partido,
Mendieta ha marcado un gol realmente increíble”

Le mandaron un centro bombeado, directo desde las nubes, de esos que se lanzan desde la banda con la esperanza de la suerte y, mientras descendía, Mendieta se elevaba sobre los defensores atléticos, con fe y elegancia, poniéndose levemente de espaldas. Un segundo, quizás menos, y el balón caía, acolchado por su pecho, mientras el atacante regresaba al suelo.
Rápido, como un navajazo, un toquecito elevó de nuevo el balón, hacia atrás, burlando con una mueca curvilínea las cabezas de los defensores rojiblancos y canallas, que miraban incrédulos mientras Mendieta los sorteaba y recibía, de nuevo, el descenso de la pelota con una leve volea directa hacia el interior de la portería de Molina, otro mítico: un portero que daba pases de gol, debutó con la selección de interior izquierdo y volvió al fútbol tras un cáncer.
Poco importa lo que fue de Mendieta después, si la Lazio tiró el dinero que se gastó en él o no, si no triunfó en el Barcelona: No me voy a levantar a mirarlo, como decía Umbral, ni siquiera a la Wikipedia. Lo importante del fútbol es que te deja huellas en la memoria, pequeñas obras de arte que no sirven para nada, pero que hacen la vida más llevadera.

https://www.youtube.com/watch?v=k5aL3-AzpL0

¿Te gusta este artículo?¡Compartelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *